Skip to main content

Depende de ti

Hace unos días me encontré con un lugar extraordinario Pantskicker sobre motivación e inspiración. En el primer "post" que leí del sitio (Antivirus para la mente), que creo una referencia obligada sobre las emociones negativas, presentan esta idea original sobre los contratiempos (fracasos) y las explicaciones que nuestra mente da de ellos, de manera automática y quizás inconsciente.

Entendiendo contratiempo (fracaso) como algo que te ocurre que no querías que pasase o que no pasa que quisieras que pase o no estar a la altura de las propias expectativas. La manera como explicamos los fracasos nos puede motivar, fortalecer nuestra determinación, iluminar nuestro espíritu o por el contrario pueden arruinar nuestro humor, nuestra salud y las posibilidades de hacerlo mejor y tener éxito. Una mala explicación nos puede llenar de emociones negativas.

Las más de las veces, nuestras explicaciones de los contratiempos (fallé en un examen, no consigo ser como quisiera ser, no tengo el trabajo que quisiera, no puedo con el dolor de espalda, ...) están llenos de errores (no sirvo para nada, no hago nada bien, soy un tonto, ...). La buena noticia es que se puede controlar la explicación que damos a esos contratiempo haciéndola, si no se puede más objetiva, por lo menos menos negativa y dañina para nuestra salud mental y confianza en si mismo.

Si se aprende a dar las explicaciones adecuadas se puede llegar a ser más exitoso o, por lo menos, a estar más tranquilo consigo mismo . Porque se es más efectivo cuando se está motivado y determinado que cuando se está desmoralizado. Además de que ante una actitud positiva hay una mejor disposición a reintentar una vez más aquellas situaciones de fracaso y eventualmente, superarlas.

Una extensión inmediata de esta teoría se aplica a los contratiempos con terceros (seres queridos, amigos, colegas, jefes y subordinados). De la misma manera, muchas veces damos explicaciones muy negativas o prejuiciadas a los contratiempos que surgen con terceros porque, simplemente, sus respuestas no están a la altura de nuestras expectativas o simplemente por nuestra incapacidad para colocarnos en el lugar del otro o para admitir que las cosas pueden hacerse (o verse) de otra manera distinta de la nuestra. Cuántos disgustos, trabajos y relaciones malgastadas pudieran ahorrase si tuviéramos esa capacidad para controlar nuestro ego y nuestras expectativas, con un poco de empatía y con una explicación objetiva de los contratiempos que experimentamos con nuestros seres queridos o nuestros amigos o en el trabajo.

Al final, todo depende de uno mismo y de la explicación que le demos.

No dejen de visitar Antivirus for your Mind les garantizo una muy buena experiencia.

Buen camino,

William

Comments

Popular posts from this blog

Del arte de vivir

Hace poco recibí de la gente de The Daily Stoic, un correo con "las 12 cosas más importantes para pensar en este año". Ellos, promueven la Sabiduría, la Perseverancia y el Arte de Vivir, a través del Estoicismo.
Confieso que es el primer correo de ellos que abro y leo, pero realmente he disfrutado mucho la lectura de los 12 postulados que proponen como las cosas más importantes para pensar en este año. Siendo que la época es particularmente adecuada con el tema de los propósitos, comparto con todos, la traducción de los 12 temas esenciales para reflexionar este año. Ellos son:
Claridad: Recuerda que la tarea más importante es separar las cosas que están bajo tu control de aquellas que no lo son, para que podamos aclararnos sobre dónde poner el foco en la vida. Tal como Séneca decía: "No es la actividad lo que perturba, sino las falsas ideas o concepciones que nos enloquecen"
Ecuanimidad: Para los estoicos, las pasiones son la fuente del sufrimiento. Marco Aurelio…

Retroceder no es lo mismo que dar marcha atrás

Hace poco me encontré en Inc, esta historia que quiero compartir con vosotros. La historia es presentada en un artículo de Mandy Antoniacci. Ella la extrae del libro On the Edge de Alison Levine, quien comparte lo que aprendió al escalar el Everest.

Esta es una de sus historias:

"Aclimatarse al fino aire del Everest es un proceso largo, vejatorio pero necesario si quieres tener una oportunidad de alcanzar la cima en sus 29.035 pies. Si alguien, de manera mágica, pudiera llevarte en un avión y depositarte en la cima, morirías a los pocos minutos debido al repentino cambio de altitud.

En cambio, uno, típicamente escala de Campamento Base a Campamento 1 para luego volver sobre tus pasos, al Campamento Base. Luego escalas a Campamento 2 y regresas a Campamento Base. Luego a Campamento 3 y de nuevo, todo el recorrido a Campamento Base en un ciclo continuo de ganar alturas y dar marcha atrás para descansar."

Levine luego nos dice:

"Por no sé por cual razón, uno piensa que progre…

Liderazgo: lo que podemos aprender de las hormigas

Hace algún tiempo leí el artículo de Ndubuisi Ekekwe: "The Leadership Lessons of Ants" del que saca importantes lecciones de liderazgo y de formación de equipos orientados al logro basado en la observación de las hormigas (duras trabajadoras, prudentes y disciplinadas). Quisiera compartir con vosotros las observaciones de Ekekwe que son: Trabajan como un equipo. No solas o de manera individual.Confían las unas a las otras. Eliminando la idea de que sólo el trabajo propio asegura calidadSon abiertas. Compartiendo las ideas y descubrimientos con sus similares (o en el caso nuestro con gente que piensa de manera similar).Son socias (en su trabajo) y de diferentes tamaños. El proyecto es "nuestro" (no sólo mío) y todos somos socios en él. A cada quien según sus capacidades y destrezas.Son diligentes y focalizadas. El equipo debe avanzar en el trabajo, aunque sea despacio. Plazos y fechas límite nos darán foco.Se reagrupan cuando ocurren fallas o imprevistos. Hay que est…