Monday, April 25, 2016

Retroceder no es lo mismo que dar marcha atrás


Hace poco me encontré en Inc, esta historia que quiero compartir con vosotros. La historia es presentada en un artículo de Mandy Antoniacci. Ella la extrae del libro On the Edge de Alison Levine, quien comparte lo que aprendió al escalar el Everest.

Esta es una de sus historias:

"Aclimatarse al fino aire del Everest es un proceso largo, vejatorio pero necesario si quieres tener una oportunidad de alcanzar la cima en sus 29.035 pies. Si alguien, de manera mágica, pudiera llevarte en un avión y depositarte en la cima, morirías a los pocos minutos debido al repentino cambio de altitud.

En cambio, uno, típicamente escala de Campamento Base a Campamento 1 para luego volver sobre tus pasos, al Campamento Base. Luego escalas a Campamento 2 y regresas a Campamento Base. Luego a Campamento 3 y de nuevo, todo el recorrido a Campamento Base en un ciclo continuo de ganar alturas y dar marcha atrás para descansar."

Levine luego nos dice:

"Por no sé por cual razón, uno piensa que progreso es avanzar en una dirección, No mires el volver sobre tus pasos como perder terreno. Lo que tienes que pensar es que al dar marcha atrás realmente estás progresando. Dar marcha atrás no es lo mismo que retroceder."

Me encantó la historia y en ella encuentro una manera gráfica de imaginar los fracasos, las cosas que no salen como esperas, los miedos y muy particularmente para mi como educador, el aprendizaje. Ni el aprendizaje, ni la vida son lineales. Muchas vece tendrás que ir atrás para ganar el impulso, el coraje, el conocimiento, las fuerzas o lo que necesitas para llegar más lejos. No lo olvides,

Qué te sea útil,


William

Pd: Puedes encontrar más inspiración en mi libro Más Vale Encender una Luz.

Historia tomada de: 3 Critical Lessons From Climbing Mount Everest That Are Re-Defining Leadership

Sunday, January 03, 2016

Expectativas


Es natural que al comenzar el año, además de los kilos de más, también estemos rebosantes de
expectativas, casi todas muy positivas, de lo que nos proponemos y nos depara el 2016. Hoy quiero compartir con todos una reciente publicación de Seth Godin en su blog sobre las expectativas que dice así:
  1. Disminuye las expectativas de que encontrarás salidas fáciles
  2. Aumenta las expectativas sobre lo que puede ser tu contribución
  3. Disminuye las expectativas sobre la efectividad del próximo atajo
  4. Aumenta las expectativas sobre lo que la tecnología puede hacer por ti si tienes la paciencia para aprender a usarla
  5. Disminuye las expectativas de que las discusiones fuertes (y enojadas) te pueden ayudar a ganar en las cosas que te importan
  6. Aumenta las expectativas sobre lo que tus acciones cotidianas consistentes te pueden ayudar a mejorar tu status quo
  7. Disminuye (sensiblemente) tus expectativas de encontrar un Hada Madrina (añadido mío: o de que alguien te encuentre o escoja)
  8. Pero auméntalas en tu confianza en el poder de las metas que evitan que te escondas.
Qué les sea útil.

Feliz 2016

Nota: traducido del Blog de Seth Godin

Thursday, December 31, 2015

Depende del significado que le des


A pocas horas de cerrar el 2015, quiero compartir lo que creo que ha sido mi descubrimiento (o aprendizaje) más importante de este año. Para hacerlo rápido, ello fue que las cosas (incluyendo lo que te suceda) no tienen sentido por si solas y que es uno el que les da ese sentido o significado.

La implicación, en mi opinión, es grande porque entonces la felicidad o la tristeza son asuntos de perspectiva y el poder de nuestras mentes para controlar nuestros sentimientos es más grande de lo que podemos imaginar.

Puede que esto sea lo que Buda nos quería enseñar cuando decía que "El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional"

De modo que el tener una actitud positiva, auto empoderarse al mirar nuestros esfuerzos (exitosos o no) a través del cristal del propósito, el dejar de esperar por la aprobación de los demás, el dejar de pensar que las personas nos observan todo el tiempo, el despersonalizar nuestras críticas y fracasos, ser más bondadosos con nosotros mismos, el mirar desde puntos de vista diferentes o más amplios cuando las cosas no salen como esperamos y de seguro muchas cosas más, puede que nos haga menos susceptibles al fracaso y más felices.

No me queda más que desearles un muy Feliz 2016 esperando que hayan ya hecho sus resoluciones de fin de año y escogido las 3 palabras que orientarán esas metas y sus acciones cotidianas.

Qué les sea útil,

William
Pd: mucho de lo acá escrito sale de Medium y de BlogLoving